Economía

Almeyda, 5 años de tibia gestión en FENALCO Santander

Cuando Alejandro Almeyda Camargo asumió la dirección del capítulo Santander de la Federación Nacional de Comerciantes (FENALCO), tenía la misión de mantener el liderazgo y la visibilidad que por años construyó una de las agremiaciones más importantes de Bucaramanga, mas aun cuando sus recientes antecesores, ejecutaron una tarea caracterizada por su capacidad de convocatoria, tanto en los afiliados, como otros sectores gremiales y productivos, que se ven afectados por asuntos políticos que son contenidos, gracias a la existencia de estas agremiaciones.

Carácter conoció quejas de comerciantes que ven diezmados sus negocios y, a diferencia de otros años, no encuentran representación en Almeida Camargo, quien deja ver un apego fundamental al desarrollo de los Centros Comerciales, y en consecuencia, el menosprecio al deterioro del comercio en las calles tradicionales y comerciales de Bucaramanga. Los sitios que antes eran estratégicos para el comercio (basta pasar por la carrera 33 o la calle 36), hoy lucen no solo desolados, sino poco atractivos, abandonados, y eso pasa porque no tenemos quien nos represente, indicó uno de los preocupados empresarios.

Lo curioso –destaca otro afiliado-, es que este director ha durado más que los otros, y en lugar de encontrar soluciones, vemos indiferencia y preferencias, en uno de los momentos más difíciles que atraviesan nuestros negocios, puntualizó otra fuente.  

Un lustro sin resultados

Almeyda supera en permanencia a sus últimos antecesores: Juan Carlos Rincón Liévano (2005-2007), Juan Camilo Beltrán Domínguez (2007-2010) y Erwing Rodríguez-Salah (2010-2011), quienes se caracterizaron, como ha sido la tradición fenalquista, por representar los intereses de la Ciudad, y representar a la integridad de sus afiliados, ubicándose por encima de las expectativas de crecimiento de una u otra especialidad del comercio.

 

Es de notable recordación el paso de Rincón Liévano al frente de FENALCO, cuya labor incluyente produjo la promoción de la capacitación, la creación del ‘Día del tendero’ en alianza con FENALTIENDAS, y las veedurías, en momentos en que los gremios de la Ciudad alertaban sobre serias irregularidades en la Administración Departamental: la cruzada contra la corrupción que se manifestaba en círculos de opinión de Bucaramanga frente a la Gobernación del parapolítico Hugo Aguilar, tuvo impacto nacional y le dio solidez y respaldo a la voz gremial.

Juan Camilo Beltrán sucedió a Rincón, destacándose por el equilibrio en la representación de todas las escalas de los comerciantes de la Región, y consciente de la afectación que recibía el comercio de la carrera 15 por dejarse exclusiva para el sistema de transporte Metrolínea, pero también atendiendo la necesidad de recomponer el civismo en la Ciudad, lideró una cruzada gremial para que Bucaramanga implementara un modelo de cultura ciudadana. Su plataforma fue implementada progresivamente y con esfuerzo, viéndose cristalizada y mereciéndole su elección como presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de la ciudad.

Rodríguez-Salah, por su parte, interpretó la preocupación de la sociedad civil frente a la sostenibilidad y protección del agua de Bucaramanga, frente a la licencia ambiental que se le concedería a la multinacional canadiense GrayStar, para explotar yacimientos de oro en el páramo de Santurbán. Aunque el tema fue polémico y se había salido del ámbito regional, la convocatoria a una marcha en defensa del agua tuvo impacto nacional, le dio fuerza al tema ambiental y de responsabilidad social empresarial, y destacó la labor de Rodríguez como uno de los 25 personajes del año de 2011, exaltado por la edición anual que la revista Semana dedica a ese podio

Pero desde que Almeyda ocupa la dirección de FENALCO Santander (junio de 2011), no ha trascendido la presencia de un gremio, cuya tradición y cantidad de afiliados, resulta prevalente con la ANDI, frente a las demás organizaciones que abogan por los sectores productivos y de servicios de la cuarta economía de Colombia. A su llegada al cargo, Almeyda anunció su lucha para recoger los intereses de los comerciantes de todos los sectores, prometió un toque de innovación y frescura a la actividad gremial, y se calificó como intérprete de las necesidades puntuales y particulares de cada uno de los sectores económicos, por lo que los frentes de apertura económica, la cultura ciudadana, la movilidad vial, la integración gremial y su impacto frente a asuntos de orden político, sería el objetivo de su vocería. (Ver entrevista http://www.vanguardia.com/economia/local/110791-llegar-al-corazon-de-los-comerciantes-la-nueva-directriz-de-fenalco-santander)

Sin embargo, los resultados son otros. La percepción da cuenta de su parcialidad hacia el sector de centros comerciales (minoría en el contexto social del gremio); no se ha destacado FENALCO frente a ningún aspecto neurálgico de la Ciudad, ni a favor de sus afiliados y mucho menos de otros sectores; se diluyeron las iniciativas de cultura ciudadana, y se perdió la voz fuerte frente al problemático sistema de transporte, y con tan tibia gestión, que difícilmente puede aprovechar la entrada de nuevos mandatarios locales, para darse la oportunidad de dejar huella. Hasta el momento ningún otro gremio se ha quejado. Por ahora, la mala hora de la representación gremial, nos tocó a los comerciantes, concluyó el denunciante. 

Comentarios de Facebook
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más populares

To Top