Connect with us

Personajes

Perfiles con Carácter al Concejo de Bogotá

Candidatos Concejo Bogotá

Carácter revisó la trayectoria y el perfil de distintos aspirantes al Concejo de Bogotá y encontró como los más calificados por preparación, competencias humanas y representatividad a cinco de ellos, seleccionados entre las listas presentes para las elecciones de mañana.

Pedro Julián López del partido Cambio Radical con el número 45 en el tarjetón, Diego Laserna Arias de la Alianza Verde con el número 26, Juan Pablo Camacho Salazar del Centro Democrático con el número 12, Flor Elva Cárdenas con el número 9 de Bogotá para la Gente y Lewis Jiménez de MIRA con el número 8 , son los aspirantes que Carácter seleccionó destaca de los más de 200 que buscan un espacio en el Cabildo Distrital para el periodo 2020-2023.

Pedro Julián López Sierra muestra una trayectoria sólida en el liderazgo comunal y su presencia actual en el Concejo es referenciada con positivos comentarios. Inició como líder juvenil y miembro de Junta de Acción Comunal.

De alto perfil social, Julián López Cambio Radical 45

López fue edil de Usaquén durante dos periodos consecutivos y resultó elegido en la lista mayoritaria de Cambio Radical en 2015 con cerca de 17 mil votos. Es reconocido por ser un cabildante de palabra, cumplido con las comunidades y diligente en las gestiones. Sus propuestas se enfatizan en mejores condiciones para la población vulnerable y el apoyo al sector productivo de la ciudad que debe ser respaldado en lugar de perseguido.

Diego Laserna Arias es politólogo y economista de la Universidad de Columbia con maestría en planeación urbana en MIT. Fue gerente de la campaña de Juanita Goebertus a la Cámara de Representantes y profesor de la cátedra Bogotá del CESA.

Diego Laserna expone un perfil académico calificado

En 2015 aspiró al Concejo de Bogotá obteniendo 8.503 votos que lo dejaron muy cerca de alcanzar la curul. Es reconocido por su carácter estudioso y metódico, a partir del cual ha construido sus propuestas con la dinámica del Combo2600 enfocadas en movilidad, seguridad, urbanismo, desempeño constructivo y Bogotá Región.

Juan Pablo Camacho Salazar del Centro Democrático es bogotano, y aspira por primera vez en representación de las ideas y legado de decencia y profesionalismo del ejercicio público que dejaron Álvaro Gómez Hurtado y de su padre Roberto Camacho Weverberg, fallecido en un accidente aéreo en 2005 cuando ejercía como Representante a la Cámara.

Juan Pablo Camacho, honorabilidad en la política

Las propuestas de Camacho se enfocan en promover la elección de alcaldes locales mediante sufragio popular, financiar un grupo élite de policía para asuntos distritales, generar el recaudo de valorización cuando se haya cumplido el 70 por ciento de ejecución de las obras, fortalecer la jornada única escolar y utilizar plástico reciclado para tapar huecos en las vías.

Flor Elva Cárdenas es abogada especialista en derecho comercial. Inició su trayectoria en el Nuevo Liberalismo de la mano del asesinado candidato presidencial Luis Carlos Galán. Fue Concejal y presidente de la Corporación y luego de una larga ausencia, aspira de nuevo para defender el programa de gobierno de Carlos Fernando Galán.

Flor Elva y el conocimiento a fondo del Distrito

La agenda de Flor Elva se concentra en promover la reducción de violencia contra la mujer y menores de edad, aumentar el pie de fuerza policial y las casas de justicia, garantizar salud y vivienda digna al adulto mayor, promover el bachillerato técnico, acompañar la construcción de la primera línea del Metro y promover la segunda así como la de más centros deportivos.

Lewis Eduardo Jiménez aspira por primera vez por la lista del partido MIRA. Principalmente promueve el emprendimiento, la legalización y formalización del comercio y apoyo a los negocios mediante capital semilla y programas de innovación.

Lewis Jiménez por el comercio y el emprendimiento

Personajes

Lo mío es combinación de arte con periodismo: Diego Caricatura

La Feria Ulibro de Bucaramanga tuvo entre sus protagonistas a Diego, el autor de caricaturas que describen con una chispa especial los acontecimientos diarios del transcurrir político de Santander.

Aunque la caricatura siempre ha estado presente entre los santandereanos, el estilo propio y la crítica aguda de Diego le ha devuelto a esta forma de comunicar, un primer plano en el público santandereano, tanto en medios impresos como digitales.

Los temas de impacto local le han merecido la divulgación de sus trabajos en las ediciones del periódico Vanguardia de Bucaramanga, y cuando su foco ha tocado el ámbito nacional, sus trabajos los ha acogido El Espectador.

Esa visibilidad la ha alcanzado en tan solo tres años, pues sus publicaciones comenzaron con la posesión del alcalde Rodolfo Hernández, a quien no duda en calificar como el mandatario más polémico que ha tenido Bucaramanga en toda su historia.

Diego quiso contribuir al análisis político del ámbito local, por considerar que ese debía ser el foco de su acción profesional. Luego de haber intentado estudiar bellas artes y de tener una emisora en español en Canadá (país al que emigró a los 16 años), estudió estrategias de comunicación y publicidad.

Gracias a la formación profesional, Diego no ha necesitado dejar el arte para vivir. En sus propias palabras fue el estudio el que le permitió contar con herramientas para desarrollar algo que le gustara y que tuviera en cuenta la expresión artística. En un mundo donde vivir del arte es tan complicado, sin duda alguna el estudio es una gran herramienta para no desfallecer en el intento.

Así logró determinar Diego que podía combinar el arte con el periodismo. Todo a partir de lo que le enseñó la radio sobre la importancia del poder de síntesis: “si empiezas a hablar mucho te cortan el micrófono y la información queda a medias”.

Hoy, con 31 años, Diego ha convocado a la opinión a través de sus caricaturas, llegando a Ulibro con las manos llenas. Bucaramanga en 101 caricaturas es el libro que presentó en la Feria, y distinto a lo que hacen otros profesionales de su campo, no lo limitó a una compilación.

Diego se detuvo a revisar el trabajo adelantado, y contabilizó más de 700 caricaturas. Sorprendido por tal cantidad de material, decidió editar el libro con las 101 caricaturas que retrataron los momentos más polémicos del paso de Rodolfo Hernández por la Alcaldía.

Como venía trabajando en una novela gráfica sobre su condición de inmigrante en Canadá, quiso agregar ese formato al libro, con una versión protagonizada por el exalcalde Luis Francisco Bohórquez y Rodolfo Hernández, para darle contexto a su trabajo gráfico y periodístico.

“Este es un libro para recordarnos cómo funciona la política. Es un libro que desmitifica a quienes a veces entronamos como dioses y no lo son”. Diego cree en el ejercicio contrapoder del periodismo y se cuida de no ser débil frente al poderoso. 

El maridaje que la caricatura hace entre arte y periodismo, hace que el mensaje que transmita una imagen sea lo que más valor tiene. Para Diego, sus caricaturas más destacadas son las que dejaron un mensaje, porque así nadie las olvida. El solo valor estético no es suficiente para una caricatura.

Diego atribuye la calidad de su trabajo a una lectura abundante y a mantenerse informado. También se respalda en juegos gramaticales que le permiten profundizar en símiles, analogías o rimas.

Jamás está de más estudiar a caricaturistas con carreras maduras, como Naji al-Ali, a quien destaca Diego entre sus favoritos. No es celoso en compartir sus conocimientos y manifiesta que quien quiera aprender de él, lo encuentra en sus redes sociales: siempre estoy pendiente de todos los que escriben.

Continue Reading

Lo más leido

Copyright © 2015 - 2019 - Todos los derechos reservados CARÁCTER