Connect with us

Personajes

Lo mío es combinación de arte con periodismo: Diego Caricatura

La Feria Ulibro de Bucaramanga tuvo entre sus protagonistas a Diego, el autor de caricaturas que describen con una chispa especial los acontecimientos diarios del transcurrir político de Santander.

Aunque la caricatura siempre ha estado presente entre los santandereanos, el estilo propio y la crítica aguda de Diego le ha devuelto a esta forma de comunicar, un primer plano en el público santandereano, tanto en medios impresos como digitales.

Los temas de impacto local le han merecido la divulgación de sus trabajos en las ediciones del periódico Vanguardia de Bucaramanga, y cuando su foco ha tocado el ámbito nacional, sus trabajos los ha acogido El Espectador.

Esa visibilidad la ha alcanzado en tan solo tres años, pues sus publicaciones comenzaron con la posesión del alcalde Rodolfo Hernández, a quien no duda en calificar como el mandatario más polémico que ha tenido Bucaramanga en toda su historia.

Diego quiso contribuir al análisis político del ámbito local, por considerar que ese debía ser el foco de su acción profesional. Luego de haber intentado estudiar bellas artes y de tener una emisora en español en Canadá (país al que emigró a los 16 años), estudió estrategias de comunicación y publicidad.

Gracias a la formación profesional, Diego no ha necesitado dejar el arte para vivir. En sus propias palabras fue el estudio el que le permitió contar con herramientas para desarrollar algo que le gustara y que tuviera en cuenta la expresión artística. En un mundo donde vivir del arte es tan complicado, sin duda alguna el estudio es una gran herramienta para no desfallecer en el intento.

Así logró determinar Diego que podía combinar el arte con el periodismo. Todo a partir de lo que le enseñó la radio sobre la importancia del poder de síntesis: “si empiezas a hablar mucho te cortan el micrófono y la información queda a medias”.

Hoy, con 31 años, Diego ha convocado a la opinión a través de sus caricaturas, llegando a Ulibro con las manos llenas. Bucaramanga en 101 caricaturas es el libro que presentó en la Feria, y distinto a lo que hacen otros profesionales de su campo, no lo limitó a una compilación.

Diego se detuvo a revisar el trabajo adelantado, y contabilizó más de 700 caricaturas. Sorprendido por tal cantidad de material, decidió editar el libro con las 101 caricaturas que retrataron los momentos más polémicos del paso de Rodolfo Hernández por la Alcaldía.

Como venía trabajando en una novela gráfica sobre su condición de inmigrante en Canadá, quiso agregar ese formato al libro, con una versión protagonizada por el exalcalde Luis Francisco Bohórquez y Rodolfo Hernández, para darle contexto a su trabajo gráfico y periodístico.

“Este es un libro para recordarnos cómo funciona la política. Es un libro que desmitifica a quienes a veces entronamos como dioses y no lo son”. Diego cree en el ejercicio contrapoder del periodismo y se cuida de no ser débil frente al poderoso. 

El maridaje que la caricatura hace entre arte y periodismo, hace que el mensaje que transmita una imagen sea lo que más valor tiene. Para Diego, sus caricaturas más destacadas son las que dejaron un mensaje, porque así nadie las olvida. El solo valor estético no es suficiente para una caricatura.

Diego atribuye la calidad de su trabajo a una lectura abundante y a mantenerse informado. También se respalda en juegos gramaticales que le permiten profundizar en símiles, analogías o rimas.

Jamás está de más estudiar a caricaturistas con carreras maduras, como Naji al-Ali, a quien destaca Diego entre sus favoritos. No es celoso en compartir sus conocimientos y manifiesta que quien quiera aprender de él, lo encuentra en sus redes sociales: siempre estoy pendiente de todos los que escriben.

Continuar leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =

Lo más leido

Copyright © 2015 - 2019 - Todos los derechos reservados CARÁCTER