María Fernanda Cabal

image1.jpeg

María Fernanda Cabal nació en Cali, es politóloga egresada de la Universidad de los Andes, centro académico en el que antes de graduarse trabajó como directora del Programa Democracia del Departamento de Ciencia Política. A su Universidad regresó años después para organizar el programa Foros de Interés Ciudadano, lo que le permitió conocer muchas zonas de Bogotá y de varios departamentos del país y contribuir en poner marcha la Ley General de Educación y el Proyecto Educativo Institucional, PEI en seis colegios del Distrito.

En España cursó un semestre de literatura e historia, en la Fundación Ortega y Gasset. Trabajó en la ciudad de Dayton Ohio, Estados Unidos en la Fundación Kettering, entidad sin ánimo de lucro, presidida por el señor David Mathews, quien se desempeñó como Secretario de Salud y Bienestar durante el gobierno del Presidente Gerald Ford, dedicada a trabajar y fomentar la metodología en los foros de deliberación pública, en donde se tenía como base el interés ciudadano, experiencia que le permitió conocer el inmenso valor que tiene para el pueblo norteamericano la cultura de espacios democráticos, participar de esos espacios que enriquecen a la sociedad norteamericana, así como las reuniones en las Iglesias, los eventos de barrio y la promoción de la participación de los estudiantes en las asociaciones universitarias y la metodología de los Foros de Interés Ciudadano con énfasis en la enseñanza de la deliberación de la comunidad para la creación de políticas públicas, conocimientos y experiencia que puso en práctica a su regreso a Colombia en la Universidad de los Andes.

Su interés en las relaciones y el comportamiento de las comunidades le fue ampliando su experiencia a través del trabajo que realizó con el Comisionado Nacional para la Policía para el fortalecimiento de las relaciones entre la policía y la comunidad de San Cristóbal en Bogotá y posteriormente con el Ministerio del Interior en el Amazonas en desarrollo de programas sociales con indígenas, mujeres cabeza de familia y empleados públicos. La Gobernación del Atlántico la contrató para dar a conocer la Constitución Política de Colombia en varios municipios del departamento.

En marzo del 2003 fundó la agencia de viajes para estudiantes Student Travel Center y hoy es una las dos empresas de este tipo para servicio a los jóvenes, con más trayectoria en el país y con los mejores productos.

En el año 2006 fue nombrada por Mario Iguarán como Directora de Asuntos Internacionales de la Fiscalía General de la Nación. Entre sus logros se destaca el fortalecimiento de los lazos de cooperación con todos los países aliados. El Departamento de Justicia de Estados Unidos destacó su labor en esa oficina.

María Fernanda Cabal se desempeñó durante siete años como presidenta de la Junta Directiva de la Fundación Colombia Ganadera. Como líder y entusiasta de esta iniciativa social, trabajó en la disminución de la pobreza rural. Conoció la experiencia de la Fundación Heifer, que fomenta la donación de formas de subsistencia rural, con el compromiso de retribuir con parte del beneficio a otra persona necesitada. La donación de vacas con la devolución de la primera cría es uno de sus programas más conocidos.

María Fernanda adaptó el modelo de la Fundación y en asocio con Fedegán creó el Programa “Una vaca por la paz”, a través del cual a familias en condición de vulnerabilidad se les donaba una novilla preñada, como un aporte para superar la difícil situación alimentaria y monetaria que viven las familias campesinas. Gracias a su gestión logró que más de 500 empresas y ganaderos apoyaran esta iniciativa que se ha extendido a muchas regiones del país, hoy más de 1.700 familias se benefician de este programa.

Las víctimas ganaderas de la violencia encontraron durante la gestión de María Fernanda Cabal, un acompañamiento jurídico, con la creación del Programa de Acompañamiento a las Víctimas Ganaderas de la Violencia, PAVIC, hoy más de 6.000 ganaderos encuentran acompañamiento y asesoría gratuita en el marco de la Ley 1448, Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. En el año 2009 publicó el primer informe “Acabar con el Olvido”, que luego de un extenso y juicioso trabajo de investigación, dio a conocer al país y a la comunidad internacional, los casos de más de 3.000 víctimas ganaderas de la violencia.

Luego de dos años de trabajo de la fundación en el programa de acompañamiento, realizó un segundo informe que fortalece y reconstruye la memoria histórica de las Víctimas en Colombia. El documento “Acabar con el Olvido”, Segundo informe, contiene los relatos de más de 1900 víctimas, e incluye más de 6000 nombres de ganaderos que se han aproximado al programa reportándose cómo víctimas.

En 2013 Cabal se convirtió en la cabeza de la lista cerrada del Centro Democrático a la Cámara en Bogotá, que terminó sacando 319 mil votos -quedando en el primer lugar- y logrando cinco curules.

Cabal rápidamente se convirtió en una de las figuras más visibles del uribismo, conocida por su voz crítica frente a las políticas del Gobierno Nacional, en especial las relacionadas con el proceso con las FARC y destitución de tierras que, a su parecer, son políticas diseñadas para favorecer a los criminales y vulnerar a los colombianos humildes y de bien así como por su defensa de nuestros militares y policías; conocida igualmente por sus trinos irreverentes, para algunos crudos, pero ciertos, por defender la idea de que la historia colombiana está mal escrita, al olvidar las masacres de grupos guerrilleros como las FARC y el ELN, que el actual Gobierno y diversas clases políticas pretenden invisibilizar y por denunciar los crímenes y obrar del régimen venezolano así como por la defensa de ciudadanos del hermano país y apoyo a la oposición.

María Fernanda Cabal fue una de las figuras del Uribismo que defendió la lista abierta en el Centro Democrático (que anteriormente fuera cerrada) al considerar que cada persona que aspire a obtener una curúl debe luchar con sus propios votos y no depender de los que obtiene el Presidente Álvaro Uribe.

Espera convertirse en Senadora de la República  y, entre otras, emprender urgentes acciones para modificar la Ley 1448 que al día de hoy sigue desalojando y dejando víctimas a su paso, generando muchas tragedias humanas causadas por el mismo Estado por lo cual seguirá acompañando a las miles de familias campesinas afectadas por el desplazamiento estatal. Seguirá diciendo y haciendo las cosas como son, sin filtros, por una Colombia más justa.

 

To Top